Ven a jugar a Waterpolo con nosotros!

miércoles, 2 de enero de 2008

Entrevista a Manel Estiarte

Parece que la falta de atención de los medios de comunicación hacia el waterpolo no sólo es un problema de nuestra tierra, sino que incluso los campeones se quejan de la poca importancia que la prensa da al waterpolo. Como este año es olímpico, los medios volverán a hablar algo de waterpolo, sobre todo para exigir una vez más alguna medalla.
Habrá que seguir dando guerra para que hablen de waterpolo.
Esta es la entrevista del Diario Sport (y reproducida en la WPA web) a Manel Estiarte, el que fue nombrado "el Maradona del waterpolo":

LA ENTREVISTA

Manuel Estiarte: "En el 2008 haremos ruido"

El mejor jugador de la historia, campeón del mundo y olímpico, lamenta el maltrato que sufre su deporte

Agustí Bernaus

Estamos en año preolímpico. El waterpolo español es el deporte por equipos más laureado de la historia de esta país. Desde 1991 han conquistado 13 medallas en Campeonatos del Mundo, Juegos Olímpicos, Campeonatos de Europa y Liga Mundial. Pero jugadores, técnicos y directivos se sienten ninguneados por los medios de comunicación. En el 2007 sólo han aparecido en los papeles para decir que habían conseguido una medalla de bronce en el Mundial de Melbourne. Los partidos de Liga se juegan con sordina. Clubs catalanes y jugadores sienten la crisis del anonimato.

¿No le duele ver el trato que recibe este deporte?

Siempre ha sido así, incluso en la época más brillante. Enséñeme los periódicos en donde se nos prestaban atención. Cuando ganamos los dos Mundiales o los Juegos de Atlanta si que nos hicieron caso, pero luego nada. De lunes a viernes de cada semana el waterpolo no existe. Sólo se acuerdan de nosotros cada cuatro años, con los Juegos. Entonces somos importantes. En el vestuario nos cansábamos de comentar que aquello era una ‘putada’, pero ganábamos y estábamos orgullosos por nosotros mismos. La historia del waterpolo español es así. Hemos sido pocos, con pocos medios y siempre nos hemos sentido sólos. Es el deporte de los ‘ojalas’.

¿Cómo dice?

Nos hemos pasado la vida diciendo ojalá tuviéramos más medios, ojalá que nos apoyaran más los periódicos, ojalá que el waterpolo se jugara en toda España, ojalá...Bien, no tenemos nada de todo eso. Nunca hemos tenido nada de todo eso. ¿Cómo lo hacían hace cien años cuando comenzaron a jugar en el CN Barcelona?. ¿Y cuando ganamos la primera medalla de oro en Atlanta’96?. Nos prometieron que todo cambiaría...Y todo sigue igual. Clubs y practicantes, como siempre, han demostrado su buena capacidad de supervivencia.

¿Cuál es el secreto entonces?

Nunca he sabido responder a esta pregunta. Quizá al final la respuesta es la más sencilla. Cuando un jugador lucha contra otro y tiene pasión y ama lo que hace, entonces vale por cien. Desde los pioneros hasta los que hemos ganado medallas de oro, mientras practicábamos el waterpolo lo queríamos. Nos encantaba y, curiósamente, hemos sabido transmitir nuestra pasión a las generaciones que nos han seguido. Yo admiraba a Jané, Sans y Lolo Ibern como Guillermo Molina o Perrone admiraban a Jesús Rollán y al resto del equipo campeón del mundo y querían ser como nosotros.

¿Cuál es su mejor recuerdo de su larga trayectoria?

Tengo muchos. Hace unos días, Rafael Abellán, el seleccionador me preguntaba si mi mejor recuerdo era la medalla de los Juegos. No, mi mejor recuerdo es el camino hasta conseguir aquella medalla, todo el proceso. Y también los éxitos posteriores.

En julio del 2008 el waterpolo cumplirá su centenario en España y coincidirá con el Europeo de Málaga, un mes antes de los Juegos de Pekín.

El waterpolo volverá a ser importante en el aspecto mediático porque en ambas competiciones seremos candidatos a medalla. Habrá ruido. Se hablará de nosotros.Y estoy convencido de que a pesar de la poca repercusión que tiene nuestro deporte ahora, el equipo español por la gran calidad que tienen sus jugadores irá a Pekín con la idea de aspirar a todo.

¿Está seguro de lo que dice?

“Si, por supuesto. Pero es que además yo veo las cosas de una manera muy diferente a como se puede ver el waterpolo desde fuera. Para mi, quedar cuartos en una competición de este calibre no es un fracaso, sino la constatación de que se está en el buen camino y en la órbita internacional. El waterpolo es tan reñido que la diferencia cualitativa entre ser cuarto o terminar en el podio prácticamente no existe.

Usted es una figura clave en la celebración del centenario...

He aportado un grano de arena en esta historia del waterpolo y es fantástico reencontrarse con los viejos amigos de este deporte.

No hay comentarios:

Club Waterpolo Pontevedra

Dirección Postal: Apartado de Correos 474, 36080 Pontevedra

T. 619707810

M. info @ waterpolopontevedra.com

W. waterpolopontevedra.com