Ven a jugar a Waterpolo con nosotros!

martes, 14 de enero de 2014

Estudios y Deporte, ¿incompatibles? NO!

Como todos los años, con las Navidades llegaron las primeras notas del curso. Finalizado el primer trimestres en colegios en institutos, muchos padres/madres cada año caen en el mismo error: "como las notas no fueron buenas, quitamos a nuestro hijo/hija horas de deporte para que estudie más". Gran error pensar que el motivo (único o principal) de que las notas no sean tan buenas como se esperaba sea el deporte. En este caso el WATERPOLO, que es el que nos ocupa.
Cada temporada vemos lo mismo: algunos deportistas que entrenaban 5 días, ahora sólo pueden ir 2 ó 3. Otros que sólo entrenaban 3 días, ahora uno o dos... Y en los peores casos, se dan de baja temporal o permanentemente, esperando que con esta solución se mejoren las notas.
Y el resultado, siempre el mismo: no surge ningún efecto p
ositivo (más bien al contrario).
El que quiere o sabe estudiar, lo hace igual entrene o no entrene.
Y está más que comprobado que la relación entre horas semanales de entrenamiento y resultados académicos no están relacionados. Podemos comprobar cómo jugadores/as que entrenan 5 días a la semana sacan mejores notas que otros que sólo entrenan 3 días "por estudiar". Ésto lo comprobamos año tras año. También es cierto que otros que entrenan 5 días suspenden.

Con todo esto, ¿es recomendable quitar horas de entrenamiento para mejorar los resultados académicos? ¿Es la solución al problema? ¿O con ésto sólo conseguiremos generar otro problema?

Tomando una parte de un artículo publicado por el Profesor Dr. Víctor Arufe hace unos días, sobre un profesor que castigaba a sus alumnos sin Educación Física, podemos extrapolar la misma información al deporte en edad escolar (en este caso el waterpolo):

Padres y madres, sepan ustedes que la Educación Física bien dirigida y planificada es capaz de mejorar el estado físico y la salud de sus hijos/as, es capaz de dotar a sus hijos/as de una mayor autoestima, motivación, capacidad de sufrimiento, liderazgo, altruismo, solidaridad, compañerismo, juego limpio, conciencia social, empatía... Es capaz de mejorar las relaciones sociales entre los niños y niñas, de mejorar su habilidad motriz, la coordinación, la imagen corporal, los niveles de fuerza, flexibilidad, agilidad, velocidad, resistencia... de velar por la inclusión de los niños y niñas con diversidad funcional, de generar un estado de bienestar y éxtasis imposible de conseguir en otras actividades de la vida cotidiana y especialmente de favorecer la inteligencia. Ya apuntaba Piaget, a mediados del siglo pasado, que el movimiento y la inteligencia se amplían respectivamente a través de las acciones motrices realizadas en los primeros años de vida. El movimiento del cuerpo por el espacio, la interacción de nuestro cuerpo con otros cuerpos, con objetos, con adversarios, con implementos... mejora la inteligencia sensoriomotriz en los dos primeros años y culmina con la inteligencia formal alrededor de los 12-14 años, favoreciendo el aprendizaje de otras técnicas y habilidades instrumentales como la escritura, el lenguaje, las matemáticas...
Leer el artículo completo

En el Club Waterpolo Galaico Pontevedra estamos trabajando para celebrar en próximas semanas un curso de formación para padres y madres de deportistas, para ayudarles a organizar y compatibilizar el deporte con el estudio. Será un curso organizado por la Unidad de Psicología y Coaching Deportivo de Galicia, con el objetivo de facilitar el trabajo a los padres y madres de nuestros waterpolistas.
Pronto os informaremos.

No hay comentarios:

Club Waterpolo Pontevedra

Dirección Postal: Apartado de Correos 474, 36080 Pontevedra

T. 619707810

M. info @ waterpolopontevedra.com

W. waterpolopontevedra.com